Menos personas buscan de Dios durante la pandemia, según encuesta

La gente hace fila junto a las bancas en un sitio de vacunación COVID-19 emergente en la Iglesia Episcopal de St. Luke, el martes 26 de enero de 2021, en el barrio del Bronx de Nueva York. (Foto AP / Mary Altaffer)

La fe es una de las formas en que algunas personas afrontan las crisis. Pero según una nueva encuesta de Pew Research de 14 países, la pandemia de coronavirus no ha aumentado significativamente la fe de las personas.

De los países encuestados, todos ellos economías avanzadas con poblaciones seculares importantes, los estadounidenses tenían más probabilidades de decir que la pandemia fortaleció su fe. Pero incluso en los Estados Unidos, solo el 28% informó una fe personal más fuerte como resultado del COVID-19.

COVID-19 ha infectado a 100 millones de personas en todo el mundo y ha matado a más de 2 millones.

La encuesta, que se realizó el verano pasado, mostró que las mayorías o pluralidades en todos los países encuestados no sentían que su fe se hubiera fortalecido por la pandemia, incluido el 68% de los adultos estadounidenses que dicen que su propia fe no ha cambiado mucho.

Quizás no sea sorprendente que casi la mitad de los evangélicos blancos en los EE. UU. (49%) dijeron que su fe se hizo más fuerte debido al brote de coronavirus, más que cualquier otro grupo. Los católicos estadounidenses quedaron en segundo lugar, con un 35% que dijo que su fe aumentó. Entre los protestantes de la línea principal, el 21% dijo que su fe se vio reforzada por la pandemia, mientras que el 5% de las personas que no se afiliaron a ninguna religión dijeron que su fe creció.

VIDA VIRTUAL

“La mayor proclividad de los estadounidenses a volverse hacia la religión en medio de la pandemia se debe en gran parte a la proporción relativamente alta de estadounidenses religiosos”, dijo el informe.

Por el contrario, en Dinamarca sólo el 2% dijo que su fe había crecido; en el Reino Unido, el 10% dijo que había crecido.

En tiempos de crisis, la gente también recurre a la familia. Los investigadores de la encuesta preguntaron a los encuestados si sus relaciones con miembros de la familia inmediata habían aumentado. La encuesta encontró que entre los 14 países, una mediana del 32% dijo que las relaciones se han fortalecido. Solo el 8% dijo lo contrario.

En los EE. UU., los jóvenes estadounidenses, muchos de los cuales se han mudado con sus padres, son más propensos que sus contrapartes mayores a decir que sus relaciones con familiares directos se han fortalecido. La mitad de los adultos estadounidenses de entre 18 y 29 años dijeron que sus lazos familiares se han estrechado, en comparación con el 38% de los de 50 años o más.

La encuesta se realizó del 10 de junio al 3 de agosto de 2020, entre 14.276 adultos en 14 países: Estados Unidos, Canadá, Bélgica, Dinamarca, Francia, Alemania, Italia, Países Bajos, España, Suecia, Reino Unido, Australia, Japón y Corea del Sur.

Deja un comentario