MOLLY, LA BEBÉ QUE NACIÓ DE UN EMBRIÓN CONGELADO DE HACE 27 AÑOS

Tina y Ben Gibson, padres de la pequeña de dos meses de edad, contaron su milagrosa historia

Cuando el anhelo de tener una familia es tan grande, uno hace hasta lo imposible para conseguir el milagro de la vida. Pero a veces la ciencia es tan generosa que termina ayudando de una manera significativa.

Así sucedió Tina y Ben Gibson, una pareja que debido a la dificultad genética de tener hijos, vieron en la adopción una forma de conseguir tener hijos. Pero no una adopción cualquiera sino adopción de embriones.

Así es como cuentan la historia de Molly, la bebé nacida de un embrión congelado más longevo que ha existido pues a pesar de tener solo dos meses de edad, su vida inició aproximadamente hace 27 años, cuando se creó la célula derivada de la unión de un óvulo y un espermatozoide.

Fue aproximadamente en 1992 cuando el National Embryo Donation Center (Centro Nacional de Donación de Embriones), ubicado en Knoxville Tennessee, congeló el embrión de la pequeña Molly luego de que pacientes que practicaron la fertilización in vitro, no lo utilizaron.

Es así como esta bebé ha hecho historia pues no solo sus papás tuvieron que esperar cinco años para buscar la alternativa de embriones congelados y así poder tener hijos, sino la vida misma tuvo que esperar 27 años para verla nacer realmente.