FaceApp, un ‘cambio de sexo’ con letras pequeñas

FaceApp tuvo un regreso triunfal con su nueva herramienta que permite cambiar de sexo o género de las personas. Su segunda irrupción, tras un polémico debut en 2019, ha sido todo un éxito con miles de descargas y usuarios usándola a destajo, de acuerdo con CNN.

Sin embargo, podría existir una nueva controversia en esta app debido a la información personal de la cual haría uso, tanto en el presente como en el futuro.

La aplicación desarrollada por la compañía Wireless Lab, basada en Rusia, solicita, en primer lugar, acceder a unos permisos como por ejemplo, la galería personal del usuario.

En segundo término, la política de privacidad que incorpora esta app, advierte que recogerá todo el contenido generado por quien la use, lo que incluye las llamadas cookies y los identificadores del teléfono.

En su declaración, FaceApp señala que no compartirá la información proporcionada con terceros, no obstante, expone que sí podrán tener acceso aquellos grupos de empresas y desarrolladoras que sean parte del mismo grupo o futuros afiliados a ellos.

Este último punto es el que ha generado la polémica y ha preocupado a varias personas, debido a la posible filtración de datos, algo que podría ser compartido con cualquier asociado a FaceApp Inc. que llegue a tener un vínculo contractual en el futuro.