Propósitos de Año Nuevo para cuidar tu salud mental

La pandemia, además de la crisis sanitaria que implicó, también nos sometió a todos a mucha incertidumbre, estrés y ansiedad

Ciudad de México.- Cuando hablamos de salud seguramente piensas en algún dolor físico. Sin embargo, existe otro tipo de malestares que son igual de importantes y están relacionados con nuestra salud mental.

Y es que esto es tan importante y frágil como la física por eso uno de los mejores propósitos de año nuevo que puedes hacerte es cuidarla.

La pandemia, además de la crisis sanitaria que implicó, también nos sometió a todos a mucha incertidumbre, estrés y ansiedad.

Y aunque ya la vacuna ha comenzado a aplicarse, parece que todavía nos faltan varios meses de cuidarnos, quedarnos en casa y mantenernos tan a salvo como nos sea posible.

Así que para poder enfrentar el 2021 con más resiliencia y calma hemos preparado esta lista de Propósitos de Año Nuevo para que tú también cuides de tu salud mental.

HAZ DEL SUEÑO TU PRIORIDAD

Estudios demuestran que dormir lo suficiente puede hacer toda la diferencia en nuestro estado de ánimo, niveles de estrés e incluso en nuestro sistema inmunológico.

Esto debido a que durante las etapas de sueño profundo nuestra frecuencia cardiaca baja, la respiración se hace más lenta y nuestro músculos se relajan.

Así que en el próximo año intenta irte a la cama un poco más temprano y notarás como despiertas mucho más descansado y fresco.

DESCANSA DE LAS PANTALLAS

Entre el home office, las clases en línea y las adictivas redes sociales, este año las pantallas invadieron cada uno de los aspectos de nuestra vida.

Y aunque nos ayudaron a mantenernos informados, también contribuyeron a que aumentaran los síntomas de depresión y ansiedad.

Por eso en este nuevo año dedica algunas horas cada día para desconectarte por completo. Tu mente y tu vista te lo agradecerán.

HAZ COSAS QUE AMES

Las obligaciones y deberes ocupan buen parte de nuestro día a día, pero también es necesario hacerte un tiempo para tus pasatiempos.

Puede ser cualquier cosa: leer, tejer hacer ejercicio o salir a pasear (desde luego con las medidas necesarias). Lo importante es que las incorpores a tu rutina para tener un punch de alegria durante tu jornada.

MEDITA

La meditación y prácticas derivadas como el mindfulness pueden ayudarte a manejar el estrés y la ansiedad, e incluso a conciliar el sueño si padeces de insomnio.

Puedes dedicarle el tiempo que tu quieras. Hay ejercicios que duran desde un minuto hasta una hora completa.

VE A TERAPIA

De la misma forma que vamos al médico cuando tenemos algún malestar físico, si nos sentimos mal emocionalmente es totalmente válido y recomendable acudir con un terapeuta.

Pedir ayuda psicológica o psiquiátrica es un acto lleno de valentía, responsabilidad y amor propio.

NO SEAS TAN DURA CONTIGO

Hacerte de nuevos hábitos como los que proponemos aquí toma tiempo. No te desesperes, recuerda que eres humana como todas nosotras, habrá días en que te cueste más trabajo cumplir los propósitos que otros.

Lo importante es que tengas paciencia y perseverancia para cuidar de tu mente y quererte tanto como lo mereces.