JOVEN DE 18 AÑOS ADOPTA A BEBÉ CON PARÁLISIS CEREBRAL

Ellas estaban destinadas a estar juntas y a pesar de la corta edad de la mamá, sabía que debía proteger a la bebé y por eso decidió adoptarla.

Esta es la historia de Bruna Felix, una joven de 18 años originaria de Penambuco, en Brasil, que adoptó a Ester, una bebé que padece parálisis cerebral y ataques de epilepsia.

Bruna conoció a la pequeña Ester cuando esta tenía solo un año de edad. La familia de la bebé eran vecinos de su madre y eso hizo que Bruna supiera de todo el maltrato que vivía.

“Pasó horas y hasta días sin comer, no se bañaba, tenía mal olor, tenía una desnutrición muy severa. Con tan solo un año pesaba solo 3 kilos y 200 gramos”, relató.

Un día, cansada de escuchar el dolor de Ester, Bruna denunció a la madre y se la llevó a su casa hasta que las autoridades se la llevaron para mandarla a un albergue pues nadie de la familia se quería hacer responsable de ella.

La pequeña fue enviada a una casa hogar pero sus condiciones de salud provocaron que solo estuviera dos días ahí pues estaba muy delicada. Por eso Bruna, esperó con ansias durante cuatro meses para alcanzar la mayoría de edad y así poder adoptar a la bebé.

Con la ayuda de su esposo, Geovane Santos, y su suegra, Bruna consiguió la custodia de la pequeña a la que le han dado todos los cuidados necesarios para mantenerla a salvo.