Gran cantidad de evangélicos adoran en un casino debido a la prohibición de reunirse en una iglesia

Un gran grupo de evangélicos en campaña para el presidente Trump realizó un evento de oración y alabanza en un casino de Las Vegas, Nevada. Sí, lo leiste bien. Llevaron a cabo un evento de adoración en un casino de Las Vegas debido a la orden del gobernador que prohíbe los grandes servicios religiosos en persona y al mismo tiempo permite reuniones más grandes en los casinos.

Ralph Reed, presidente de Faith and Freedom Coalition, retuiteó un video de un usuario identificado como “City Chick” de personas que adoran juntas mientras usan máscaras y practican principalmente el distanciamiento social en un gran salón de baile de casino.

“Casa abarrotada en el evento de oración y alabanza #EvangelicalsForTrump en Las Vegas. El gobernador de NV prohibió los servicios religiosos, pero los casinos pueden operar al 50% de su capacidad. Así que estamos orando en un casino”.

Como informó CBN News, el estado de Nevada comenzó la fase uno de sus reaperturas económicas el 9 de mayo, lo que permite que las peluquerías y los salones vuelvan a abrir con cita previa. También se permitió que las tiendas minoristas y los restaurantes reabrieran al 50 por ciento de su capacidad, pero la prohibición de todos los servicios en persona para todos los lugares de culto sigue vigente.

El 21 de julio, la Corte Suprema de los Estados Unidos dirigida por el presidente del Tribunal Supremo John Roberts rechazó la solicitud de una iglesia de Nevada de anular la restricción del estado de Silver que limita la asistencia a los servicios religiosos por considerarla inconstitucional.

En un fallo de 5 a 4 contra la solicitud presentada por Calvary Chapel Dayton Valley, el tribunal superior confirmó el límite de 50 personas en los lugares de culto debido a la pandemia de coronavirus.

La iglesia, que se encuentra al este de Reno, argumentó que el estado está tratando a las iglesias de manera injusta en comparación con los casinos, restaurantes y parques de entretenimiento.

“El gobernador permite que cientos o miles de personas se reúnan en busca de fortunas financieras, pero que sólo 50 se reúnan en los eventos espirituales. Eso es inconstitucional”, escribieron los abogados de la iglesia al tribunal superior.

El presidente del Tribunal Supremo Roberts apoyó a la mayoría liberal al oponerse a la solicitud sin comentarios. Pero tres de los cuatro jueces opositores, Neil Gorsuch, Bret Kavanaugh y Samuel Alito, escribieron fuertes disensiones.

“Tenemos el deber de defender la Constitución, e incluso una emergencia de salud pública no nos exime de esa responsabilidad”, escribió Alito, junto con Clarence Thomas y Kavanaugh. “La Constitución garantiza el libre ejercicio de la religión. No dice nada sobre la libertad de jugar a los dados o al blackjack, introducir fichas en una máquina tragamonedas o participar en cualquier otro juego de azar”.

Kavanaugh dijo en su disidencia que está de acuerdo con que “los tribunales deberían ser muy respetuosos con la línea demarcación de los Estados al abrir negocios y permitir ciertas actividades durante la pandemia”.

“Pero COVID-19 no es un cheque en blanco para que un estado discrimine a personas religiosas, organizaciones y servicios religiosos”, escribió. “Nevada discrimina contra la religión”.

Y Gorsuch escribió “el mundo que habitamos hoy, con una pandemia sobre nosotros, plantea desafíos inusuales… Pero no hay ningún mundo en el que la Constitución permita que Nevada favorezca al Caesars Palace sobre Calvary Chapel”.