Feligreses retornan a las iglesias en ciudad boliviana

Con barbijos y distanciamiento social los feligreses retornaron a la misa del domingo en las iglesias católicas y a los cultos en las iglesias evangélicas tras cuatro meses de cuarentena en la ciudad oriental de Santa Cruz, la más castigada por los contagios del coronavirus en medio de un repunte de los casos en Bolivia.

Las iglesias fueron fumigadas, los asientos marcados para recibir solo el 30% de su capacidad en Santa Cruz, a unos 540 kilómetros al este de Bolivia.

Las autoridades locales determinaron que iglesias y cultos pueden realizar sus celebraciones de manera presencial ya no solo de manera virtual, como lo realizaban desde que se declaró cuarentena obligatoria en el país. Sin embargo, la medida aún no está establecida en todo el territorio nacional.

https://www.facebook.com/watch/?v=3118429688192364

Monseñor Sergio Gualberti, arzobispo de Santa Cruz, rezó por los enfermos de COVID-19 en el país y agradeció de volver a reencontrarse con los fieles.

Bolivia pasa por un repunte del coronavirus, con 2.036 casos confirmados en un solo día. Ha acumulado 58.138 casos y 2.106 decesos.

Santa Cruz es la más castigada seguida de las regiones de La Paz, Cochabamba y Beni.

Por la noche del sábado la Policía boliviana informó que detuvo a 30 jóvenes que asistieron a una fiesta en una vivienda privada en Santa Cruz y serán imputados por delitos contra la salud pública por violar la cuarentena. Tres de los jóvenes dieron positivo a la prueba de COVID-19. Todos serán llevados a un centro de aislamiento para evitar que contagien a más personas.

“No es prudente burlarse de un virus tan peligroso, tampoco del sacrificio que hacen miles de voluntarios, personal de salud, funcionarios y familias para proteger su salud”, dijo la alcaldesa de la ciudad Angélica Sosa.

Los jóvenes luego de cumplir el aislamiento tendrán que cumplir trabajos comunitarios.

En La Paz, se reforzaron los testeos. Brigadas de salud ingresaron a la cárcel de San Pedro, en el centro de la ciudad, después que desde hace dos semanas se reportaron 10 reos fallecidos sospechosos de tener la enfermedad. La norma aún prohíbe la reapertura de bares, discotecas y fiestas para evitar contagios a nivel nacional.

La sede de gobierno registró 713 contagios en un solo día a pesar de que la ciudad está en cuatro días de cuarentena obligatoria después de la apertura de las actividades el 1 de junio.

En Cochabamba, en el centro del país, tras la saturación de los hospitales, se anunció la habilitación de un centro de negocios con capacidad de 200 camas.