“Es difícil pensar en la esperanza cuando tienes hambre”, iglesia ofrece alimento a cientos de familias en EE.UU.

Un índice de calor latente de 105 grados no disuadió a Jordan Griffin y a docenas de voluntarios enmascarados y socialmente distanciados de servir en la ciudad de Memphis, Estados Unidos, el miércoles para empacar y proporcionar comida y oración a cientos de familias necesitadas durante la pandemia.

La Iglesia Comunitaria Eastside está organizando una campaña de alimentos que continuará semanalmente durante todo el verano en asociación con el Mid-South Food Bank y otras iglesias y miembros de la comunidad de diversos grupos demográficos.

“El banco de alimentos entrega un camión con artículos que dependen de la cantidad que alimentamos”, dijo a The Christian Post, Griffin, líder de la misión juvenil de la Iglesia de la Comunidad de Eastside. “Esto es importante porque el virus ha elevado las necesidades del área, lo que ha superado la capacidad típica de satisfacer la necesidad”.

Según Griffin, hasta 500 hogares en el área de Memphis reciben alimentos de ellos cada semana. Los necesitados recogen la comida en un drive-thru o servicio al carro donde también se les ofrece oración. Con cada paquete de alimentos se incluye un documento que incluye un versículo de la Biblia en un lado y una información sobre el servicio de la iglesia en el otro lado escrita en inglés y español. Los que reciben alimentos pueden informar a los voluntarios sobre sus peticiones de oración y para que luego puedan ser elevandas en la “sala de oración” de la congregación.

Griffin dijo que el programa semanal comenzó en respuesta a la pandemia. Pero él cree que podría convertirse en un evento anual.

De acuerdo con el Feeding America’s Map the Meal Gap Project, más de 140,000 personas en el área de Memphis ya tenían escasez de alimentos antes de que comenzara la pandemia.

“El hambre es una pandemia mundial durante todo el año y COVID solo elevó eso”, dijo Griffin a The Christian Post. “Es fácil enfocarse en lo negativo porque la gente está muriendo y la injusticia racial, pero es alentador ver que la comunidad ayuda a contrarrestar esa negatividad a nivel local”.

Casi 40 voluntarios estuvieron presentes el miércoles. Hombres, mujeres y niños enmascarados trabajaron juntos en una línea de montaje para organizarse antes de que se abriera la entrada.

La voluntaria Shan Fite, empacó mantequilla de maní junto con la estudiante de secundaria Zoey Daniels, que asiste a Harvest Church en Memphis.

Hay una necesidad definitiva en este momento, especialmente con el virus”, dijo Daniels a The Christian Post. “La gente merece tener comida en su despensa, especialmente los padres que trabajan todo el día”.

De acuerdo con la actualización de coronavirus de la ciudad el martes, los casos de coronavirus activo aumentaron en 410 en un solo día después de que se obtuvieron resultados positivos después de los retrasos en el procesamiento del laboratorio debido al aumento de las pruebas y la demanda. El alcalde de Memphis, Jim Strickland, también ordenó que los bares volvieran a cerrarse, lo que se suma a la inseguridad financiera que el cierre ha causado a los residentes que continúan sin trabajo durante la pandemia.

El pastor principal de la Iglesia de la Comunidad de Eastside, Josiah Lawrence, reconoció la necesidad acelerada de alimentos en el área. También dijo que está orgulloso de las iglesias que han aprovechado la oportunidad para ayudar y difundir la esperanza de Cristo.

“Puede ser fácil decirle a la gente acerca de Jesús, pero mostrar y contar son como dos alas en el avión”, dijo Lawrence. “Creo que esta ha sido una forma genial de hacerlo”.

Los alimentos envasados ​​están disponibles para cualquier persona con una identificación con foto. Los voluntarios cargan paquetes de alimentos en el vehículo de una persona a quienes se les exige que usen máscaras faciales, guantes y distancia social.

El Mid-South Food Bank también ha provisto una despensa móvil en la Iglesia Comunitaria de Eastside y ofrece comida en otros lugares del oeste de Tennessee y el norte de Mississippi. El banco de alimentos está activo durante todo el año y ha establecido precauciones de seguridad durante COVID-19.

“Hay esperanza en el Evangelio, pero es difícil pensar en la esperanza cuando tienes hambre”, agregó Lawrence. “Jesús fue claro y la pandemia nos recuerda que podemos convertirnos en los necesitados de la noche a la mañana”.