Dibujan esvásticas y la frase “muerte a los judíos” en tumbas en Francia

JERUSALÉN, Israel – Unas 20 tumbas en Francia fueron tachadas con esvásticas y las palabras “Muerte a los judíos” y “Muerte a los franceses”, informó el jueves la Agencia Telegráfica Judía.

Las lápidas fueron destrozadas el domingo en el cementerio municipal de Gruissan en la región de Aude y parecen haber sido elegidas al azar.

Las autoridades están investigando el incidente y el cementerio está actualmente cerrado al público. Ningún sospechoso ha sido identificado.

La Oficina Nacional de Vigilancia contra el Antisemitismo dijo en un comunicado que el vandalismo fue sorprendente.

“Esta comuna de Gruissan, ciudad costera, suele ser bastante tranquila, bastante pacífica, y esta agresión nos sorprende y escandaliza”, dijo el grupo.

“Pedimos a la Policía y a la Gendarmería que hagan todo lo posible para identificar a los perpetradores probablemente de activistas racistas y antisemitas, cobardes hasta el punto de atacar tumbas y que dediquen un feroz e ideológico odio a Francia, a sus instituciones, a sus valores republicanos y a su memoria.”

El vandalismo se produce después de informes de que el cementerio judío sobreviviente más antiguo fue atacado de manera similar.

La Asociación Judía Europea (EJA) dijo el domingo que otras tumbas fueron profanadas en Heiliger Sand (“Holy Sands” en alemán) en Worms, Alemania. Miles de personas visitan esta tumba cada año y las lápidas más antiguas reconocibles datan de 1058.

Los informes de los medios estiman que de 50 a 100 tumbas fueron destrozadas.

Estos incidentes ocurren en medio de una nueva ola de antisemitismo durante la pandemia de coronavirus, advierten los expertos.

“La historia me temo que es bastante sombría”, dice Gary Bauer a CBN News. Es uno de los nueve comisionados que forman parte de la Comisión de Libertad Religiosa Internacional de los Estados Unidos (USCIRF.

En 2019, los incidentes antisemitas aumentaron drásticamente en toda Europa. Alemania experimentó un aumento del 12 por ciento. Francia, que alberga a la población judía más grande de Europa, experimentó un aumento del 27 por ciento, y los Países Bajos, antigua casa de la autora del diario del Holocausto Anne Frank, vieron un aumento del 35 por ciento.

“El antisemitismo es como un coronavirus del corazón y el alma. Parece ser capaz de mutar. Aparece en todas partes, en cada siglo, y parece ir en oleadas, y desafortunadamente, estamos experimentando una de esas olas ahora. “, dijo Bauer.