MÉDICO SE MUDA A SU CASA DEL ÁRBOL PARA NO CONTAGIAR A LA FAMILIA

El COVID-19 ha cambiado la forma en la que vivimos, sobre todo a los médicos quienes tienen que tomar fuertes decisiones para cuidar a su familia en lo que atiende a pacientes durante esta pandemia.

Jason Barnes, un médico originario de Corpus Christi, Texas, contó a los medios cómo se mudó a la casa del árbol de su jardín trasero para evitar contagiar a su familia.

El Dr. Barnes tuvo una seria conversación con su esposa para tomar medidas de protección y salud para todos. Inicialmente consideraron que sería buena idea rentar una casa rodante o irse a un hotel pero la idea de querer ver a sus hijos a pesar de todo, les hizo convertir una broma en una idea brillante que se hizo viral.

La esposa le había dicho que se fuera a vivir a la casa del árbol que habían mandado a construir hace un par de años para sus hijos y aunque sonaba muy descabellado, la realidad es que el lugar estaba lo suficientemente adaptado para que el doctor viviera ahí.

La casa contaba con un par de literas, electricidad y aire acondicionado, lo necesario para estar cerca.

Ahora el papá, en sus días de descanso, puede ver a sus hijos jugar en el jardín y hablar con ellos aunque sea a metros de distancia. Mientras tanto, su esposa le deja comida cerca de la casa para que él pueda ir a recogerla.