Hombre con COVID-19 relata como Dios “respiró dentro de mí”

Conforme comienza a subir los casos de contagios y muertes por el COVID-19 en el mundo, también crecen las personas recuperadas del virus y con esto último, testimonios insólitos.

Clay Bentley, un estadounidense y que se está recuperando del virus en su casa de habitación, está compartiendo en varios noticieros internacionales cómo pudo sentir a Dios actuando en su vida, en el punto más crítico durante la lucha contra la enfermedad viral.

Bentley, quien estuvo internando durante 12 días en un hospital de Georgia lidiando con el coronavirus, le relató a CBS News, que su estado era tan grave que hasta los médicos le dijeron que no podían hacer mucho más.

“Dicen, ya sabes, que pusimos estos antibióticos a través de su sistema, y ​​dijeron: ‘Estás en peor estado hoy que cuando ingresaste al hospital'”, le dijo Bentley al corresponsal de CBS News, David Begnaud. “Es 10 veces más fuerte que la gripe. Cuando golpea, te golpea como un martillo”.

En otra entrevista, Bentley le contó a Fox News, el momento milagroso que experimentó, justo cuando los médicos pensaban en ponerle un respirador.

“Sentí que tenía a un hombre acostado sobre mi pecho y no podía respirar”, explicó. “Y el peso de este hombre me estaba aplastando y no podía respirar en absoluto. Y luego, de repente, sentí el aliento entrando en mí. Era el Señor sobre mi pecho. Cuando respiró dentro de mí, sentí que el poder de Dios me golpeó”.

CBS News, le describió ese momento así: “No podía respirar en absoluto, y de repente, sentí al Señor. Quiero decir, su presencia estaba allí, y sentí que soplaba aire en mis pulmones”, dijo.

Bentley ahora se encuentra en cuarentena en su casa y espera con ansias la recuperación por completo para ver a sus familiares de nuevo.

“Si la prueba sale bien, si el coronavirus en mi sistema está muerto, entonces él dijo, serás inmune a él”, comentó Bentley esperanzado a Fox News. “Puedes volver al mundo y estar con tu familia. Entonces eso debería suceder en las próximas dos semanas”.

Mientras tanto, la esposa de Bentley fue liberada de la cuarentena de su propia casa. Ella nunca se hizo la prueba, pero no ha desarrollado el virus. Ella vive abajo mientras Clay permanece en su habitación, recogiendo las comidas que le dejan en la puerta.

“No puedo estar con mi familia”, dijo Bentley a Fox News. “Todavía estoy encerrado en mi habitación aquí en mi casa, pero sabes que al menos tengo el lujo de estar en casa”.

Bentley cree que contrajo COVID-19 después de cantar en el coro de la Iglesia de la Plaza de la Libertad en Cartersville. Otros miembros de la iglesia también han sido hospitalizados. Una de ellas, Elizabeth Wells, de 65 años, murió el miércoles. Ella también cantaba en el coro.

“He estado llorando por ella”, dijo Bentley a Fox News. “Creo que ella estaba parada a mi lado. Tuvimos práctica en el coro el miércoles por la noche y ella estaba parada a mi lado. Me rompe el corazón saber que otras personas en la iglesia están enfermas y que no puedo hacer nada. Me quedaba despierto noches orando por ellos. Todavía estoy orando por los que todavía están en el hospital. Solo oro para que obtengan el mismo alivio que yo”.

A este martes, se han registrado hasta el momento 3,539 fallecimientos y 179,446 contagios, de los que más de una tercera parte se han producido en el estado de Nueva York, según los últimos datos de NBC News.